Acelerar digitalización es imperativo para que crezcan los negocios en Colombia: CCE

829

El crecimiento constante del ecosistema digital ha generado un cambio significativo en el escenario económico colombiano. Según datos recientes de Juniper Research (2023), se espera que el volumen global de ventas por comercio electrónico transfronterizo supere los 3,3 billones de dólares en 2028, representando un aumento del 107 % con respecto al estimado para 2023.

La Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE) explica cuáles son los elementos necesarios para fomentar el crecimiento de los negocios en el comercio electrónico y transfronterizo, como una valiosa oportunidad para las empresas colombianas.

“La expansión del mercado a través del canal digital se ha convertido en una realidad cercana. La digitalización trasciende los límites geográficos, otorgando a las pymes la oportunidad de llegar a un público mucho más amplio y traspasar fronteras, accediendo a un mercado de más de 1.500 millones de personas a nivel mundial. En Colombia, el avance hacia la digitalización es un imperativo para el crecimiento económico y la competitividad empresarial”, explicó María Fernanda Quiñones, presidenta ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.

La CCCE, en colaboración con el Observatorio de eCommerce del MinTIC, propone abordar los desafíos y trazar el camino para impulsar la transformación digital en Colombia, aprovechando la valiosa oportunidad empresarial que representa el comercio electrónico. Se destacan elementos clave que ilustran tanto los progresos como los desafíos en este nuevo entorno digital, tales como:

  1. Conectividad, la piedra angular del éxito digital: como uno de los pilares fundamentales del ecosistema digital, es de gran importancia expandir la infraestructura de banda ancha en todo el país para asegurar un acceso equitativo a internet en todas las regiones. No obstante, los resultados de la Encuesta de Micronegocios (EMICRON) 2022 revelan que el 40,2% de los micronegocios a nivel nacional cuenta con servicio de internet, mientras que el 59,8% restante carece de esta herramienta, lo que limita el uso de métodos de pago y canales digitales.

“Aún persisten desafíos significativos en términos de cobertura y calidad de la conexión, especialmente en áreas rurales y remotas. Mejorar la conectividad no solo facilitará el acceso a información y recursos, sino que también abrirá nuevas oportunidades de mercado para las pymes, permitiéndoles competir en igualdad de condiciones”, comenta María Fernanda Quiñones.

  1. Transformación tecnológica, adaptación o estancamiento: la transformación tecnológica es un proceso inevitable en el mundo empresarial. Actualmente, los micronegocios destacan el uso de redes sociales (56%), correo electrónico (50%), y software para el manejo de inventario (48%). Sin embargo, las tecnologías más maduras (25%) y el comercio electrónico (10%) tienen una baja adopción. Las regiones más rezagadas en el uso de estas herramientas son el Pacífico y el Centro Sur Amazonía, mientras que Centro Oriente y Eje Cafetero lideran en este aspecto.

María Fernanda Quiñones explica que, “los hallazgos subrayan la importancia de abordar las diferencias regionales al formular políticas públicas, haciendo hincapié en la necesidad de garantizar el acceso a Internet en áreas rurales. La inversión en la actualización de sistemas y procesos, junto con la adopción de herramientas digitales, es esencial para mejorar la eficiencia, productividad y experiencia del cliente. Programas de capacitación como ‘Ya Estoy Online’ son vitales para dotar a las pymes de las habilidades necesarias en el entorno digital”.

  1. Medios de pago y bancarización, el motor del comercio electrónico: la Encuesta de Bancarización y Medios de Pago del Observatorio eCommerce 2023 muestra que, a nivel nacional, solo la mitad de las mipymes perciben que es fácil acceder a estos servicios. Los medios de pago no digitales son los más usados con un 93%, siendo el efectivo el medio más utilizado para realizar pagos con el 77%, mientras que el 64% usa medios de pagos digitales, principalmente depósitos electrónicos, cuentas o billeteras digitales con el 47%.

“Resulta imperativo ampliar la oferta de productos financieros, poniendo especial énfasis en las ventajas derivadas del uso de pasarelas de pagos nacionales e internacionales. Asimismo, es crucial instruir a las mipymes del país acerca de las diversas alternativas de métodos de pago disponibles y cómo su implementación puede beneficiar el crecimiento sostenible de sus negocios”, agregan desde la CCCE.

La creación de ecosistemas digitales sólidos, que promuevan la cooperación entre empresas, instituciones educativas y entidades gubernamentales, es clave para impulsar el crecimiento y la competitividad global. Esto resulta indispensable para sectores como el de servicios turísticos, que contribuye con aproximadamente 45 billones al PIB (MinCIT, 2023) y genera cerca de 1’661.000 empleos, así como el sector agropecuario, que representó el 9,32% de la producción total en el tercer trimestre de 2023.

“La digitalización es el catalizador del crecimiento empresarial en Colombia. La conectividad, la transformación tecnológica, los medios de pago y la bancarización son elementos fundamentales que deben abordarse de manera integral para potenciar el desarrollo de las pymes en el ecosistema digital. Con un enfoque centrado en la colaboración, la innovación y la capacitación, Colombia puede estar posicionada para convertirse en un líder regional en la Cuarta Revolución Industrial”, concluyó María Fernanda Quiñones, presidenta ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.