Colombia en un Hip Hop, expresión y resistencia en las comunidades

286
El bailarín de breakdance Victor Montalvo, 27, de Kissimmee, Florida, se presenta en Nueva York el 22 de junio de 2021. En las cinco décadas desde que el hip hop surgió en la ciudad de Nueva York, se ha extendido por todo el país y por el mundo. Y en cada paso ha habido cambios y adaptaciones, ya que voces nuevas y diferentes entraron y lo hicieron suyo. Sus cimientos están arraigados en las comunidades negras donde se dio a conocer inicialmente, pero se ha extendido tanto que no hay un rincón del mundo que no haya sido tocado por él. (Foto AP/Ted Shaffrey)

El Hip Hop es más que música y movimiento, es un fenómeno cultural que motiva el desarrollo de identidades individuales y colectivas y al mismo tiempo es un canalizador de las memorias sociales. 

La Red Cultural del Banco de la República invita a reflexionar sobre los aportes de este fenómeno mundial, sus narrativas, estéticas y símbolos. A partir del mes de abril, Colombia en un Hip Hop, un ciclo que se desarrollará en las 28 ciudades donde el Banco tiene presencia para ampliar las perspectivas y conocimientos de este movimiento de la mano de sus precursores como Walter Hernández y Jhon J; organizaciones como Tura Hip Hop, Hip Hop peña, Casa Beat y feminal Crew y voces contemporáneas como Santiago Cembrano, Las motilonas y Diana Avella, entre otros. ¡Imperdible!

Colombia en un Hip Hop es un ciclo que explora la riqueza cultural representada en el Hip Hop y sus cinco elementos que lo caracterizan, con las variaciones regionales y la musicalidad que le acompañan. El ciclo invita reflexionar en torno a estos sonidos, movimientos e imágenes que crean lenguajes de resistencia, además, es una forma de celebrar un legado vivo y vibrante que sigue inspirando y conectando a generaciones.

Al trascender fronteras, el Hip Hop conecta a personas de diversas culturas y se adapta a diferentes realidades, esto permite que se enriquezca el diálogo sobre la diversidad cultural. Desde sus inicios, hasta convertirse en una poderosa narrativa, el hip hop ofrece una perspectiva única para comprender la dinámica cultural contemporánea, siendo un medio vital para la autoafirmación y construcción de significado en la sociedad.

Entre abril y noviembre de 2024 se llevarán a cabo espacios de reflexión liderados por precursores del Hip Hop en Colombia como Walter Hernández, A.K.A Índigo, vocalista de la agrupación Sistema Solar, y el creador del primer centro de documentación de Hip Hop en Colombia, que tuvo lugar en el norte de Bogotá a finales de los años 90. En el Pacífico, organizaciones como Tura Hip Hop, Hip Hop peña, Casa Beat y feminal Crew dinamizarán la conversación alrededor de género, narrativa e historia en el Hip Hop, contando con relatos como el de Jhon J., perteneciente al Crew Cali Rap Cartel, agrupación musical que se enfocó durante los años 90 en la construcción de memoria y reivindicación social y comunitaria desde el Rap.

Voces contemporáneas y relevantes del Rap, tales como Santiago Cembrano, autor de los libros “La época del rap de acá” y “Normas Rappa” y uno de los más importantes periodistas culturales del país, liderarán reflexiones sobre la cultura, la identidad y el Hip Hop. Mujeres como Las Motilonas, del norte de Santander profundizarán sobre la cohesión entre el rap, el género y el territorio.

Sobre el ciclo

Colombia en un Hip Hop, busca resolver interrogantes cómo ¿Qué significa y representa el Hip Hop en las diferentes comunidades?, ¿Cómo se pueden generar diálogos y sinergias entre el Hip Hop y otros saberes locales? y ¿Cómo el Hip Hop transforma el lugar donde se habita?, estas preguntas se abordarán desde tres ejes transversales así:

  1. Identidades y memorias, destaca el papel que ha tenido el Hip Hop en la construcción y preservación de narrativas culturales en diversas comunidades y a su vez reconoce como este movimiento ha contribuido a la formación de identidades individuales y colectivas. 
  2. Narrativas de cambio social, motiva reflexiones sobre la palabra como como herramienta de resiliencia y resistencia y sobre como el Hip Hop a través de sus letras aborda temas sociales y anima a la movilización social.
  3. Diálogos con otros saberes, revisa las conexiones del Hip Hop con otros saberes y disciplinas como la sociología y el arte contemporáneo y cómo se enriquece el tejido social por medio de estos puentes que se han establecido. 

Serán más de 70 actividades alrededor del país, en las cuales se explorará la amplitud y diversidad del Hip Hop, con su extensión en lo étnico, con la presencia de las voces de artistas pertenecientes a pueblos originarios, la participación robusta de mujeres que han hecho crecer el movimiento y el relato de precursores y de nuevas generaciones que a través de la construcción de conocimiento garantizan su preservación.

¿Qué es el Hip Hop?

El Hip Hop es un movimiento cultural que surge a inicios de la década de los 70 en las comunidades hispanoamericanas y afroamericanas de los barrios de Nueva York como el Bronx, Queens y Brooklyn. A Colombia llega entre 1983 y 1984 y se fortalece en ciudades como Medellín, Bogotá y Cali. En la actualidad se desarrolla en gran parte del país.

El Hip Hop se centra en 5 pilares fundamentales conocidos como elementos que son:

  • Break Dance: es la danza, uno de los pilares del hip hop. Surge a principios de los 70´S como una apuesta por combatir la violencia y resolver los conflictos entre pandillas de una forma distinta. Integra baile, acrobacias y posturas sobre el suelo. 
  • Rap: es la palabra que se recita o canta, la conversación rítmica y la poesía, sus practicantes son conocidos como MC’s o raperos.
  • DJs: son los productores musicales, quienes elaboran la música a partir de la cuál rapean los MC’s. Crean su música mezclando pistas en varios tocadiscos y con diferentes técnicas como el “scratching” que consiste en mover un disco hacia adelante y hacia atrás para producir nuevos sonidos.
  • Graffiti: es el componente visual, la pintura sobre la pared. Se caracteriza por llamativos colores en letras o dibujos. El graffitero es conocido como el escritor y su firma como mote. 
  • Conocimiento callejero: se refiere al conocimiento que se obtiene de las experiencias en la calle y de vivir el movimiento. Es entender su contexto, su historia y los valores que lo sustentan para comprender como se puede ser una fuerza positiva. 

Desde abril en los 28 centros culturales del Banco de la República se estarán realizando diferentes actividades que hacen parte de una nutrida programación. ¡Agéndate con la programación de tu ciudad!

Fuente Banrepública Cultural