Con inversión superior a $100 millones, Cueros Vélez protege millares de abejas

259

Las abejas son una de las especies milenarias más importantes debido a su labor en el ecosistema. Gracias a su función de polinizar, millones de plantas pueden desarrollarse y sobrevivir para producir algunos alimentos de consumo humano.

Cueros Vélez, alineada con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS – y el cuidado de los ecosistemas, definió como estrategia ambiental la protección de más de 230 mil las abejas, a través de un santuario propio y 23 hoteles, con una inversión que supera los $100 millones.

De acuerdo con datos de las Naciones Unidas, la polinización es vital para casi el 90% de las plantas con flores. Así mismo, el 75% de los cultivos y el 35% de las tierras agrícolas a nivel mundial dependen en cierta medida de este proceso.

Debido a la creciente actividad industrial humana, los insectos que pueden producir polen se encuentran cada vez más amenazados, por esta razón la compañía de moda, Cueros Vélez, decidió adoptar desde el 2019 a las abejas y su preservación como parte fundamental de su ADN, bajo la premisa de una marca sostenible y amigable con el medio ambiente.

La sostenibilidad es parte de la esencia de Cueros Vélez en toda su cadena de valor. Si bien contamos con varios procesos circulares para llevar a los colombianos productos de moda icónicos, creados bajo procesos ambientalmente responsables, quisimos aportar en el mejor legado que le podemos dejar a las próximas generaciones: nuestro planeta. Siguiendo esta línea, desde hace cinco años incorporamos las abejas a nuestra marca, reconociendo la importancia de su labor a través de diversas estrategias educativas elaboradas en conjunto con diferentes comunidades de la región”, asegura Kenverly Quintana, jefe Ambiental y de Sostenibilidad de la compañía.

Con la idea de preservar esta especie, Cueros Vélez creó un santuario para las abejas, que cuenta con 23 colmenas de abejas apis – productoras de miel – que albergan alrededor de 10 mil individuos y 23 hoteles en Fredonia, Amagá, Sabaneta, Medellín y Girardota. Adicionalmente, la marca se ha encargado de sembrar más de 10.000 plantas de flores en zonas aledañas, con el objetivo de que estos insectos no tengan que recorrer largas distancias para buscar fuentes de alimento.

En conjunto con los hoteles y el santuario de abejas, Cueros Vélez ha creado una estrategia educativa para los colegios de las zonas, con la cual se incentiva, a través de herramientas pedagógicas, la preservación y el cuidado de esta especie en los estudiantes durante todo el año.

En el Día Mundial de las Abejas, la compañía instalará otro hotel en un resguardo indígena del Caquetá, expandiendo por primera vez su iniciativa a otras regiones de Colombia e impactando a las comunidades aledañas. A su vez, planea instalar, en conjunto con otros agentes y entes territoriales, diez hoteles más para culminar el 2024.

La marca también ha fusionado su trabajo en pro de la protección de esta especie con la moda, convirtiendo a las abejas en una fuente de inspiración para la creación de sus productos que se ve plasmada en bolsos, zapatos y demás accesorios.

Durante los últimos dos años, Cueros Vélez ha destinado más de $100 millones  para invertir en el bienestar del planeta y su sostenibilidad a través del cuidado de esta especie.