Día del Reciclaje: tres estrategias empresariales para el manejo de residuos sólidos

306

Se estima que para 2050 la producción anual de residuos sólidos podría llegar a 3.800 millones si se mantiene el ritmo actual.

Los residuos de tuberías PVC pueden ser utilizados para la elaboración de madera plástica para casas, palos de escoba, adoquines, aulas prefabricadas y pisos plásticos, entre otros.

Bogotá mayo de 2024.  Si la sociedad no deja de producir residuos sólidos al ritmo que lo hace en la actualidad podría generar cerca de 3.800 millones de toneladas anuales para 2050, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Para hacerse una idea, esta cifra equivale a construir 190.000 edificios de 191 metros de alto.

De hecho, para movilizar esta cantidad de residuos sólidos se haría necesario utilizar 190 millones de camiones. La fila de estos vehículos se extendería desde Santa Marta hasta Barranquilla 475 veces de ida y de regreso.

En el marco del Día del Reciclaje, desde Pavco Wavin, empresa líder en soluciones para la construcción sostenible, da a conocer tres acciones de reciclaje que se pueden aplicar en el mundo empresarial.

  1. Reducción de residuos en la fuente: Muchas empresas están adoptando prácticas para reducir la cantidad de desechos que generan desde el principio. Esto incluye la minimización del embalaje, la adopción de prácticas de producción más eficientes y la promoción de la reutilización de materiales dentro de la cadena de suministro.

  2. Economía circular: Muchas empresas están adoptando el concepto de economía circular, que se centra en maximizar el valor de los productos, materiales y recursos manteniéndolos en el ciclo económico el mayor tiempo posible y reduciendo al mínimo la generación de residuos. Esto implica diseñar productos con materiales reciclables, ofrecer programas de recompra o reutilización de productos y buscar oportunidades para cerrar los circuitos de materiales en sus operaciones comerciales. Esto implica ir más allá de las populares 7R (rediseñar, reducir, reutilizar, reparar, renovar, recuperar y reciclar).

Yurani Palacios, gerente de responsabilidad social de Pavco Wavin, explica que los recursos naturales limitados y el cambio climático han incentivado la economía circular. “Lo importante es entender que la sociedad y las empresas deben moverse a un sistema que busca el aprovechamiento de los recursos para reducir, reciclar y reutilizar los productos para darles una segunda vida”, expresa.

  • Reciclaje de materiales: Las empresas están implementando programas de reciclaje para gestionar sus residuos de manera más efectiva. Esto puede incluir la separación de materiales reciclables en el lugar de trabajo, la colaboración con empresas de reciclaje locales o la inversión en tecnologías de reciclaje avanzadas.

“Los tubos y accesorios de PVC son productos de larga vida útil, pues el 97% de los productos fabricados en este plástico puede tener una segunda vida. Por esto, desde Pavco Wavin implementamos una estrategia de sostenibilidad robusta que incluye, entre varios ejes, el reciclaje de este material. Con esto, buscamos mejorar y extender la calidad y durabilidad de los reciclados”, dice Palacios.

Uno de los objetivos de Pavco Wavin para 2025 es aumentar la implementación global del reciclaje en 25%. Además, dentro de sus metas está llevar a 90% la reciclabilidad de los productos y reducir al 100% los residuos en vertederos.

¿Cómo recicla Pavco Wavin?

Las tuberías recuperadas por Pavco Wavin son clasificadas, limpiadas, empacadas y posteriormente procesadas para ser incorporadas a nuevos productos diferentes a las de su primer uso. Los productos fabricados con el material reciclado pueden tener una vida útil cercana a los 10 años.

Los sobrantes de tuberías son utilizados entonces para la producción de madera plástica para casas, aulas prefabricadas, palos de escoba, adoquines, pisos de plástico, entre otros.

Hasta la fecha se han recuperado más de 78 toneladas de tuberías PVC con el programa Recicle con Pavco Wavin. Esta iniciativa también se busca llevar a ciudades como Cali, Popayán, Pereira, Ibagué y Villavicencio.

Si bien las empresas tienen un papel crucial en la reducción de residuos, el reciclaje no se limita a ellas. Cada uno puede aportar su granito de arena desde casa. Pequeñas acciones como separar la basura, reutilizar materiales y compostar pueden marcar una gran diferencia con el paso del tiempo, contribuyendo a un planeta más sostenible.