¿El ayuno intermitente aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca?

278

Bogotá, junio de 2024– En los últimos años, se ha popularizado el ayuno intermitente como una estrategia empleada por muchas personas para perder los kilos no deseados, mientras que otros ayunan por razones religiosas.

La tendencia popular de la dieta suele ser segura, pero algunos estudios sugieren que comer con restricción de tiempo puede generar problemas cardíacos.

Hay varias formas de hacer ayuno intermitente pero el método más popular es el 16/8 lo que significa que se puede comer solo durante ocho horas al día y las 16 restantes solo se puede consumir agua, café o aromática sin azúcar. Muchas personas lo hacen saltándose el desayuno.

El Dr. Francisco Lopez-Jimenez, cardiólogo de Clínica Mayo, afirma que este tipo de dieta no es para todos.

“De hecho, el ayuno intermitente se ha vuelto popular porque los estudios sobre moscas de la fruta muestran que en realidad viven más tiempo cuando se les restringen las calorías. Pero no somos moscas”, explica el Dr. Lopez-Jimenez.

La dieta con restricción de tiempo puede promover la pérdida de peso, mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir la inflamación. Sin embargo, algunas investigaciones recientes muestran que esta práctica podría aumentar los riesgos cardiovasculares.

“Este estudio reciente mostró que la gente que practica el ayuno intermitente tiene el doble de probabilidad de morir de una enfermedad cardíaca o morir en general que la gente que no practica el ayuno intermitente”, afirma el Dr. Lopez-Jimenez.

Las razones que subyacen a los factores de riesgo no están claras. Quizás sea una buena idea consultar al médico antes de intentar realizar el ayuno intermitente ya que siempre es mejor hacer una evaluación de los riesgos sobre los beneficios y de acuerdo con el estado de salud de cada persona.

Los tres métodos de ayuno intermitente más populares son:

  • Ayuno en días alternos.
  • Ayuno 5:2. Comer normalmente durante cinco días y restringir las calorías durante dos días.
  • Ayuno diario con restricción de tiempo.

El ayuno intermitente es seguro para mucha gente, pero no para todos. Saltarse las comidas puede no ser la mejor manera de controlar el peso si se está en embarazo o amamantando. Si tiene cálculos renales, reflujo gastroesofágico, diabetes u otros problemas médicos, es necesario hablar con el médico antes de comenzar el ayuno intermitente.