El poder del lenguaje corporal para el éxito de negocios de alto nivel

278

En el emocionante mundo de los negocios, el lenguaje corporal juega un papel crucial en el éxito de una negociación. Según diversas investigaciones, entre el 60% y el 80% de nuestra comunicación es no verbal.

Estudios pioneros como los de Albert Mehrabian y Ray Birdwhistell han demostrado que gestos, expresiones faciales y posturas pueden influir significativamente en la percepción y efectividad de nuestras interacciones.

El lenguaje corporal en las mesas de negociación no se trata solo de lo que expresamos con nuestro cuerpo, sino también de cómo interpretamos las señales que recibimos de los demás.

Estar atento a los gestos, expresiones y posturas de los demás participantes puede proporcionar valiosas pistas sobre sus pensamientos, emociones y motivaciones, lo que nos permite ajustar nuestra estrategia de negociación de manera más efectiva.

Paola Cifuentes, especialista en relaciones públicas y marketing en Colombia, comparte los **SÍ** y los **NO** en una mesa de negociación, valiosos consejos que expone en su libro “El Arte de Encantar”.

Lo que SI debes hacer:

-Mantener contacto visual: El contacto visual muestra confianza y atención hacia la otra persona, lo que ayuda a establecer una conexión más sólida durante una negociación.

– Sonreír de manera genuina: Una sonrisa sincera puede transmitir calidez, amabilidad y apertura, creando un ambiente propicio para la negociación.

– Adoptar una postura abierta: Mantener una postura abierta y relajada sugiere confianza y disposición a escuchar, lo que favorece la comunicación efectiva.

-Usar gestos expresivos: Acompañar tus palabras con gestos apropiados puede enriquecer tu comunicación y hacer que tu mensaje sea más impactante. Por ejemplo, hacer un gesto de afirmación con la cabeza al escuchar a la otra parte puede demostrar interés y comprensión.

– Inclinarse Ligeramente Hacia Adelante: Muestra interés genuino y participación activa en la conversación.

– Reflejar el Lenguaje Corporal de la Otra Persona: Establece una sensación de confianza y concordancia, lo que puede facilitar un ambiente más relajado y abierto.

Lo que NO Debes Hacer:

– Cruzar los brazos: Cruzar los brazos puede interpretarse como una actitud defensiva o de cierre, lo que puede obstaculizar el proceso de negociación.

– Frotarse las manos o tocarse la cara en exceso: Estos gestos pueden denotar nerviosismo o inseguridad, enviando señales negativas a la otra parte.

  – Mirar constantemente el reloj o el celular: Mostrar impaciencia o desinterés a través de estos gestos puede minar la confianza y la credibilidad en una negociación.

  – Evitar el cruce de piernas: Cruzar las piernas puede proyectar una imagen de cerrazón o falta de flexibilidad. Mantener los pies en el suelo y las piernas ligeramente separadas ayuda a mantener una postura abierta y receptiva durante una negociación.

– Evitar Movimientos Inquietos: Puede demostrar nerviosismo, ansiedad o falta de sinceridad.

– No Invadir el Espacio Personal: Invadir el espacio personal puede hacer que la otra persona se sienta incómoda o amenazada.

– Evitar Gestos Cerrados con las Manos: Puede dar la impresión de estar a la defensiva o cerrado a nuevas ideas.

En resumen, el lenguaje corporal es una herramienta poderosa en el mundo de los negocios. Ser consciente de cómo nos expresamos a través de nuestro cuerpo y gestos puede marcar la diferencia en el logro de nuestros objetivos empresariales. ¡Practica estos consejos y observa cómo mejoran tus habilidades de negociación!

Sobre Paola Cifuentes: Especialista en relaciones públicas y marketing, fundadora de Estrategias INC y autora del libro “El arte de encantar”. Con más de 15 años de experiencia en el desarrollo de estrategias de comunicación y consultoría comercial para Latinoamérica, Paola ha colaborado con líderes empresariales y empresas emergentes en la región, consolidando su reputación como una experta en el arte de comunicar con impacto y encanto.