Fuerza Ciudadana inaugura cinco Casas del Cambio en Santa Marta

1534

Para la aspirante a la Alcaldía de Santa Marta, Patricia Caicedo, la inauguración de las Casas del Cambio tiene un significado muy especial, es otra muestra de un gobierno popular. “Estas Casas del Cambio son mucho más que cuatro paredes, ellas significan la cercanía de un gobierno con la gente, es abrir las puertas de nuestro corazón a la ciudadanía es brindar un tinto en la terraza, queremos que el cambio siga al lado de la gente”, anotó.

El significado y sentimiento de Patricia es contagioso entonces lleva a un recibimiento por parte de la gente del barrio con alegría y canciones. “¡Porque esa sí tiene brío para gobernar a Santa Marta!”, con versos, abrazos, aplausos y una gran muestra de afecto la acogen.

“A Tayrona, Curinca, Acodis y Gaira llegamos con confianza para abrir las puertas de nuestras casas ellas representan la cercanía con el pueblo, son la impronta, en cada uno de estos lugares hay una obra del gobierno de Fuerza Ciudadana, vendrán muchas más, damos resultados, sabemos cómo hacerlo”, dijo Patricia.

La gente se entusiasma y comienza a repetir con insistencia que Patricia Caicedo es la alcaldesa de los 500 años, entonces ella de manera cortés y humilde asiente con la cabeza, “sí es verdad quiero ser su alcaldesa de los 500 años de nuestra amada ciudad, queremos que juntos hagamos más obras increíbles como la Megabiblioteca, nuevos centros de salud, los camellones de la Bahía y el Rodadero, quiero fortalecer programas que les llegan a ustedes con eficiencia como las Becas del Cambio y ahora la Universidad Distrital, seamos la ciudad de la educación en nuestro quinto centenario”, expresa.

Patricia Caicedo saca a flote su espíritu ambientalista y entonces en cada hogar que muestra simpatía por su aspiración llega con sus manos llenas de esperanza y entrega un árbol para plantar, que lo viste una hermosa matera decorada por la artista Amaranta Chipiaje, “vamos a darle símbolo a la vida, a convertir a Santa Marta en una ciudad verde y en paz”, enfatiza.

Madelin Colina, es la propietaria de la Casa del Cambio número 4 en el sector de Acodis, y dice estar orgullosa de ponerla a la orden: “Aquí se celebran las victorias, se defienden en las adversidades y se trabaja por continuar con el legado de Carlos Caicedo, esta es la Casa del Cambio, esta es la casa del pueblo”.

Mientras tanto en Gaira en la calle 6, está la casa que tiene como anfitrión a Federico Bossa, él manifestó agradecimiento y esperanza “gracias por todo lo que le han traído a Gaira, un Coliseo, una de las mejores canchas de fútbol del territorio y los proyectos sociales, estoy seguro que con Patricia y Rafa el Cambio Sigue”.

Comunicado de Campaña