Homenaje a la Danza y a la pasión que despierta

203

A ritmo de Cumbia inició el conversatorio ‘La Danza el Mundo de Todos’, liderado por Carnaval de Barranquilla, el Museo del Carnaval, la Universidad de la Costa CUC y la Oficina de Bienestar Universitario, en el marco de la celebración del Día Internacional de la Danza.

El encuentro acercó a los asistentes a una lectura detenida de la importancia de la expresión dancística en la cultura barranquillera y en la labor de salvaguarda del Carnaval de Barranquilla, como obra maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Durante la instalación, la gerente de Carnaval de Barranquilla, Sandra Gómez, destacó la participación de más de 400 grupos dancísticos en el Carnaval de Barranquilla, quienes enriquecen el valor tradicional y patrimonial de la Fiesta, al ser expresiones propias de la identidad de la región Caribe.

Por su parte la vicerrectora de Bienestar Universitario de la Universidad de la Costa, Rosmery Turbay, celebró que la danza al igual que todas las artes favorecen la formación integral al interior del plantel, en el que se trabaja por la consolidación de un ecosistema cultural.

Los invitados al panel conversaron con Deivis Villanueva, instructor del grupo de Danza Etnia de la Universidad de la Costa, CUC. EL diálogo abordó la danza desde sus elementos fundamentales: el cuerpo, el tiempo y el espacio, tuvo como invitados especiales a Juliette De Alba CEO de Alba Producciones y directora artística de eventos de Carnaval; Martha Maturana ex Reina Popular 2003 y CEO de Matumbé Fitness Dance; Pedro Díaz docente en danza y director artístico de eventos de Carnaval, Federmán Britto director de la Comparsa de Fantasía Son Latino y Compañía de Danzas Matuna y Marlio Cortés CEO de la Escuela de Danzas Marlio Cortés.

En el diálogo, Federmán Britto, destacó que “Es importante estar bien física y mentalmente, la seguridad y el amor propio que debe tener un bailarín es importante, porque si no tienes la fortaleza mental necesaria, cualquier crítica o comentario negativo puede hacer que se aleje de la danza y los escenarios”. 

También afirmó que: “Debemos encontrar en la danza una oportunidad para formar a las nuevas generaciones en apropiación y arraigo de lo que somos, nuestra identidad y nuestras tradiciones”.

Por su parte Pedro Díaz, expresó: “La danza es pasión, para construir puestas en escena me voy más por lo que siento que porque lo que sé… Todo lo que es tiempo, espacio, alma y música va conectando, siempre y cuando quien interpreta la danza vibre en pasión por lo que está representando y expresando”.

Martha Maturana, hizo hincapié en la importancia de la formación cuando se guía a otros en la danza: “Es importante formarnos cuando trabajamos la danza, a mis 40 años yo reconozco que debo seguirme formando, seguir aprendiendo de la danza, para hacerla sentir a mis audiencias”. La reconocida instructora de clases de rumba para todos, también se refirió a su pasión: “Es chévere estar en una clase de rumba y que la gente viva la música: la cante, la sienta. Mi trabajo es que la gente disfrute de la música y la danza”, aseveró.

Marlio Cortés, abordó la temática desde la responsabilidad social de esta expresión artística. “Sabemos de la danza de 10 mil años atrás, gracias a pinturas rupestres, y desde allí ha evolucionado hasta el día de hoy”, explicó. “Al día de hoy debemos revisar que estamos haciendo y que estamos transmitiendo, cómo están percibiendo la danza las personas que están siendo formadas por nosotros, ¿es la danza que admiran y disfrutan solamente, o es la danza que transforma vidas y fortalece?”, cuestionó. A sus ideas se sumó Juliette afirmando: “Cuando enseñamos danza ayudamos a que los demás puedan expresar sus sentimientos al mundo. El cuerpo es un gran instrumento que nos permite conectarnos con el otro”. 

El evento contó con la presentación del grupo de danzas folclóricas de la CUC, quienes abrieron y cerraron la agenda con sus muestras artísticas, exaltando la tradición folclórica y la herencia indígena, española y afro, presente en las danzas propias del Carnaval de Barranquilla.