Más mujeres capacitadas ‘De la Mano con la Primera’: 150 reciben certificación en cocina italiana

321

Más capacitadas, empoderadas y con herramientas para sacar a sus familias adelante se encuentran 150 mujeres que recientemente celebraron la culminación de su capacitación gratuita en Cocina Italiana, gracias a la campaña ‘De la Mano con la Primera’ que se ejecuta desde el Distrito y su Gerencia de Desarrollo Social.
 
En 5 clases y 15 horas de aprendizaje, estas mujeres se adentraron en el mundo de las pastas y las salsas típicas italianas, su correcta cocción y preparación. “Es una alegría inmensa entrar a este salón y verlo lleno de mujeres berracas”, comentó la primera dama, Katia Nule Marino, al entregarle sus certificaciones a estas mujeres que conocieron de la convocatoria a través de las redes sociales y decidieron participar.

Nule Marino detalló que para este curso “contamos con un profesor de lujo, el chef Guillermo Mendoza Nicolella. Este fue un curso que me pidieron mucho mis mujeres y nosotros hacemos todas las gestiones para apoyar el talento y las ganas de echar pa’ lante de las barranquilleras”.
 
La gerente de Desarrollo Social, María Eugenia Yunis, al dirigirse a las mujeres aseguró que la iniciativa de la primera dama “siempre ha sido empoderar a las mujeres, que tengan ese empoderamiento para poder sacar adelante todos los proyectos. Dedíquense a lo que aprendieron, tienen todo para ustedes mismas generar sus ingresos desde casa, que siempre ha sido el objetivo de estos cursos”.  
 
La experiencia de aprender cocina italiana
 
Karen Páez, una de las mujeres beneficiadas con el curso de comida italiana, expresó su agradecimiento: “Estoy muy agradecida de haber hecho este curso gracias a la Alcaldía de Barranquilla, a la primera dama y a nuestro profesor. Somos mujeres libres, alegres y empoderadas. A mí me encanta la comida italiana y paso a paso he ido emprendiendo con lo aprendido”.
 
Guillo Mendoza, como es más conocido, es un cocinero por herencia. “Loco y apasionado por la cocina italiana”, como él mismo se describe, aprendió a cocinar con su madre, Nena Lela, como le llaman a doña Carmen Nicolella de Mendoza. Su cocina es como él: creativa, alegre, innovadora y un poco díscola, abundante en sabor, generosa y sensible.
 
Para el chef Mendoza “a través de la cocina podemos restaurar a las personas.  Alrededor de una mesa podemos transformar. Que se restaure, no solo el estómago, sino también el alma y el bolsillo a través de la cocina. Queremos a 150 shakiras más facturando”. 

Otra de las graduandas, Nixa Melo, del barrio El Pueblito, cuenta cómo fue su experiencia dentro del curso de cocina italiana. “Fue una experiencia maravillosa que nos permitirá proyectarnos más adelante. La inscripción fue facilísima. La publicación me la envió una amiga al WhatsApp y de una entré y me inscribí. Aprendí muchas cosas para poder ejercer. No solo la preparación de pastas, sino otras cosas más”. 
 
Al finalizar la actividad, las graduandas recibieron un kit de cocina que contenía, entre otras cosas, bandeja para asar, bold, batidor, cucharón, cortapizzas, espaguetera, escurridor, olla y rodillo, elementos que desde ya pueden usar para producir y generar sus propios ingresos. “A mí no me gusta que mis mujeres se vayan con las manos vacías.  Además del conocimiento, nos gusta darles las herramientas para que de una pongan en práctica lo que aprendieron”, concluyó la primera dama Katia Nule.