¿Por qué importa la desparasitación externa en perros y gatos?

525
Cuidado canino

Durante las épocas de temperaturas elevadas en Colombia, y en general durante cualquier época del año, es esencial hacer un control de los parásitos externos en las mascotas, ya que, tanto los perros como los gatos, suelen pasar mucho más tiempo en el exterior, pasear en el parque y hasta realizar viajes cortos con sus tutores, por lo que se encuentran totalmente expuestos a ser infestados por diversos parásitos.

Si bien, las pulgas y garrapatas son los parásitos externos más reconocidos y que más los pueden llegar a afectar, también podemos encontrar los ácaros, productores de diferentes tipos de sarnas, los cuales se reproducen y propagan fácilmente con el calor y la humedad.

Las pulgas son insectos cuyas hembras pueden producir hasta 50 huevos al día. A pesar de que no pueden volar, estos parásitos tienen la capacidad de saltar hasta 30 centímetros de longitud, lo cual les permite instalarse en el pelaje de las mascotas y llegar fácilmente a los hogares de aquellas mascotas que no salen de casa, para luego poder alimentarse de su sangre.

De ese modo pueden causar una dermatitis alérgica a la picadura y a la saliva de las pulgas (conocida como DAPP). Además, gracias al rascado frecuente puede predisponer a las mascotas a infecciones oportunistas (por hongos y/o bacterias), empeorando el cuadro.

En el caso de las garrapatas, tanto hembras como machos, suben a perros y gatos únicamente para alimentarse y, posteriormente, bajan para continuar con su ciclo de vida. Son las hembras de este parásito las que comúnmente vemos por más tiempo sobre la mascota (gracias a su tamaño), donde pueden permanecer hasta por tres semanas.

Ante este panorama, MSD Salud Animal en Colombia, comparte algunos puntos importantes que hay que tener en cuenta en relación con la desparasitación externa de los animales de compañía:

  1. Acudir al Médico Veterinario: Es fundamental realizar una visita al especialista de manera periódica, por los menos dos veces al año. Allí, el animal de compañía será examinado detalladamente, con la finalidad de conocer su estado de salud; además, se brindarán recomendaciones sobre los productos más adecuados para hacer la desparasitación externa.
  • Medicamentos en sitios autorizados. Actualmente, existen tratamientos innovadores y de última generación que son eficaces para el control de infestaciones por pulgas, garrapatas y ácaros, en perros y gatos. Estos productos han sido creados mediante el uso de tecnologías avanzas y contienen moléculas de vanguardia que les confieren una larga duración, ofreciendo hasta 12 semanas de protección continua. Asimismo, rompen el ciclo de los parásitos y son seguros para diferentes especies de animales. Los tratamientos están disponibles en presentaciones como tabletas masticables y pipetas, las cuales no pierden su eficacia, aunque los baños de nuestras mascotas sean frecuentes.
  1. Limpieza y desinfección. Es necesario realizar esta actividad para la prevención de plagas, así como para favorecer la higiene y salud de animales y personas que forman parte de la familia. Estas actividades pueden ayudar a la prevención de parásitos como pulgas y garrapatas, los cuales pueden ser imperceptibles a simple vista Es fundamental mantener un espacio limpio y ordenado en el hogar, a fin de minimizar los riesgos de tener algún parásito en casa, lo cual siempre deberá complementarse con tratamientos antiparasitarios de última generación.
  • Cepillar el pelaje habitualmente. Las mascotas son muy susceptibles a ser infestadas durante los paseos en el parque, la montaña, la playa, al visitar guarderías para mascotas, entre otros ámbitos. Por ello, es recomendable cepillar el pelo diariamente o cada tres días, puesto que, al ser complementado por la desparasitación externa, será benéfico para el bienestar y la salud del animal de compañía, aparte de que favorece y estrecha los vínculos entre las personas y sus mascotas.

“La desparasitación externa de los caninos y felinos debe ser un hábito cotidiano que se realice cada 12 semanas, debido a las actividades diarias de los animales y la constante exposición a distintos parásitos y ambientes. Estos organismos pueden causarles graves problemas de salud y enfermedades como la Ehrlichia canis, la Rickettsiosis o la enfermedad de Lyme, las cuales pueden provocar peligrosos cuadros clínicos o, incluso, poner en riesgo la vida de los animales y también de las personas que están en contacto con ellos”, afirma Gabriel García, Gerente Técnico de la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en Colombia.

Consulte con su médico veterinario, a fin de detectar a tiempo estos molestos parásitos, tener un mayor control de la salud de los animales y prevenir plagas que pueden afectar el bienestar de los perros y gatos. La prevención siempre será la mejor manera de hacer frente a estos padecimientos, protegiendo la salud de las mascotas y de toda la familia.