Un hombre mató a seis personas a puñaladas en un centro comercial

246

Seis personas -cinco mujeres y un hombre- murieron en un ataque con arma blanca este sábado en un centro comercial de Sídney, indicó la Policía australiana, que en un primero momento no descartó la pista “terrorista” detrás de este hecho. El atacante, de 40 años, fue abatido en el lugar por una agente.

La tragedia se produjo en el ‘shopping’ Westfield Bondi Junction, en los suburbios del este de la ciudad, que estaba abarrotado de clientes. Varios testigos describieron escenas de pánico, con gente que corría para refugiarse mientras la Policía trataba de controlar la situación.

La agresión causó varios heridos que tuvieron que ser hospitalizados, precisaron desde los servicios de emergencias. “Tienen todos heridas por traumatismo”, indicó el portavoz sanitario de Nueva Gales del Sur. Entre ellos hay un bebé de 9 meses, que fue operado, pese a que las autoridades marcaron que era demasiado pronto para conocer su estado de salud.

El motivo de la agresión se desconoce por el momento. En un principio el comisario adjunto Anthony Cooke había afirmado que no podía descartarse la pista terrorista pero horas después las autoridades indicaron que entienden no hay vínculos con el terrorismo.

”No sé aún quién es el atacante, seguimos tratando de identificarlo”, aclaró Cooke.

Imágenes de cámaras de seguridad difundidas por medios locales muestran a un hombre corriendo por el centro comercial con un cuchillo de grandes dimensiones en la mano, y varias personas heridas tendidas en el suelo. Una inspectora de la Policía le disparó al sospechoso una vez que se dio vuelta y levantó ese cuchillo.

El agresor parece haber actuado en solitario, de acuerdo a lo que sostuvo el primer ministro australiano, Anthony Albanese. ”Para todos nosotros, esta tarde, las horribles imágenes de Bondi Junction superan las palabras y el entendimiento”, dijo el dirigente.

“Fue espantoso”

Pranjul Bokaria salía del trabajo y se encontraba haciendo compras cuando se produjo el ataque. Corrió hasta una tienda cercana y se refugió en una sala de descanso. “Fue espantoso, había gente llorando”, contó esta mujer, que finalmente escapó del lugar junto con otros clientes y empleados por una salida de emergencia, que daba a una calle trasera.

“Estoy viva y agradecida”, indicó.

Paramédicos trabajaron para trasladar a los heridos
Paramédicos trabajaron para trasladar a los heridos – Créditos: @Agencia AFP

Otros testigos declararon que hubo un movimiento de pánico. Hacia las cuatro de la tarde hora local, Reece Colmenares iba al gimnasio cuando de repente vio a “gente corriendo y gritando” que alguien había sido apuñalada. Se refugió entonces en una tienda con otra decena de personas.

“Nos hicieron bajar a una habitación y cerraron”, contó y añadió: “Daba miedo, había niños pequeños, personas mayores y en silla de ruedas”. En este contexto un supermercado ofició de sitio de escape durante una hora para otros que estaban por la zona.

Al caer la noche, decenas de policías y ambulancias se encontraban todavía frente al centro comercial, con camillas listas para llevar a los heridos a los hospitales cercanos.

Un policía escolta a personas que estaban en el shopping después del incidente
Un policía escolta a personas que estaban en el shopping después del incidente – Créditos: @Agencia AFP

Este tipo de ataques son bastante inusuales en Australia. En noviembre de 2018, un individuo armado de un cuchillo mató a una persona e hirió a otras dos en una calle de Melbourne, antes de ser abatido por la Policía. Ese crimen fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico.

Agencias AFP y AP

Yahoo Noticias lanacion.com