Una valla como homenaje a todas las madres

215

La campaña se inspiró en la historia de un soldado que envía un mensaje de amor a su abuela usando un oso de peluche. Este mensaje representa el amor que supera cualquier distancia o dificultad.

El comercial cuenta la historia de un soldado en la selva que, en un momento de inspiración, usa un oso de peluche para grabar un mensaje para su abuela, Doña Isabel. Este gesto muestra el amor más allá de la distancia y termina con un homenaje a todas las madres: “Feliz día a las abuelas, a los papás, a los hermanos y a todos los que entendieron la entrega de ser mamá”.

Además del comercial, la empresa invitó a las personas a enviar sus propios mensajes de amor a través del sitio web operacionmayo.com, comprando osos de peluche como el que recibió la abuelita Isabel.

La campaña ha tocado los corazones de muchos colombianos. Algunos, que ya no tienen a sus madres o abuelas con ellos, dejaron comentarios llenos de amor y nostalgia en redes sociales, por ejemplo, @Max y Yoco: “Me pueden llevar uno al cielo? sé que llegará bien y con el amor que nunca he dejado de sentir por mi mamá💔💔💔”. y miles de comentarios como este.

Para responder a estos sentimientos, Inter Rapidísimo instaló una valla en Bogotá como homenaje a todas las madres, incluidas las que ya no están. En lo más alto, la valla muestra un osito de peluche como el usado en la campaña; debajo, un comentario de un usuario de redes sociales @Sandrag.29 “Me pueden llevar un osito hasta el cielo? 👼🥺” y cierra con la respuesta de Inter Rapidísimo a este pedido: “Aún no sabemos cómo, pero lo pusimos más cerquita😊”.