Ataques cibernéticos: pandemia digital

209
Hackers in dark abandoned warehouse using phishing technique that tricks users into revealing sensitive information. Rogue developers stealing passwords from low security systems, dolly in shot

El ransomware sigue siendo una amenaza constante para las organizaciones y la principal causa de interrupciones y tiempos de inactividad de TI, ya que el 41% de los datos se ven comprometidos durante un ciberataque, según el más reciente Informe de Tendencias de Ransomware Veeam 2024.

El informe revela que sólo el 57% de los datos comprometidos se recuperará, lo que deja a las empresas vulnerables a una pérdida sustancial de datos y, como resultado, a un impacto de negocios negativo. 

“El ransomware es endémico, afectando 3 de cada 4 organizaciones en 2023. La IA ahora permite la creación de una seguridad más inteligente y avanzada, pero también está facilitando un aumento en el volumen de sofisticación de los ataques”, afirmó Dave Russell, vicepresidente Senior y Director de Estrategia de Veeam.

“Nuestro informe transmite un mensaje claro: los ataques de ransomware continuarán, serán más graves de lo previsto y su impacto general costará a las empresas más de lo que esperan. Las organizaciones deben tomar medidas para garantizar la resiliencia cibernética y reconocer que la recuperación rápida y limpia es lo más importante. Al alinear los equipos y reforzar la seguridad cibernética con respaldos inmutables, pueden proteger sus valiosos datos comerciales mientras Veeam mantiene su negocio funcionando y seguro.”

El tercer Informe Anual de Tendencias de Ransomware Veeam 2024 extrae información de organizaciones examinadas que experimentaron al menos un ciberataque exitoso en los 12 meses anteriores. Con 1,200 respuestas analizadas, de parte de ejecutivos, profesionales de seguridad de la información y administradores de respaldo, el informe brinda una descripción general completa del panorama de amenazas en evolución. 

El costo para la gente de la organización

Los ciberataques afectan naturalmente la estabilidad financiera de una empresa, pero igualmente significativo es el costo que tienen para los equipos y personas. Cuando se produce un ataque cibernético, el 45% de los encuestados habló de una mayor presión de los equipos de TI y seguridad. Además, el 26% experimentó una pérdida de productividad, mientras que el 25% tuvo interrupciones en servicios internos o relacionados con el cliente.

El informe muestra que no se puede subestimar el impacto humano de los ciberataques. El 45% de los encuestados citó una mayor carga de trabajo después del ataque, mientras que el 40% mencionó niveles elevados de estrés y otros retos personales que son difíciles de mitigar en días “normales”. Estos desafíos, junto con las luchas organizacionales existentes, subrayan aún más la importancia de estrategias efectivas de ciberdefensa.

Las organizaciones no están alineadas con respecto a la preparación

Aun con un mayor enfoque en la preparación cibernética, las empresas todavía enfrentan una desalineación entre sus equipos cibernéticos y de respaldo. Por tercer año consecutivo, cerca de dos terceras partes (63%) de las organizaciones cree que sus equipos cibernéticos y de respaldo carecen de sincronización. Adicional a los retos de desalineación, el 61% de los profesionales de seguridad y el 75% de los administradores de respaldo opina que los equipos necesitan una “mejora significativa” o que se requiere una revisión completa del sistema.

Pagar el rescate no garantiza la recuperabilidad

Por tercer año consecutivo, la mayoría (81%) de las organizaciones encuestadas pagó el rescate para poner fin a un ataque y recuperar datos. Una de cada tres de estas empresas que pagaron el rescate no fue capaz de recuperarlos, incluso después de haber pagado. Y también por tercer año consecutivo, más organizaciones “pagaron, pero no pudieron recuperarse”, comparado con las que “se recuperaron sin pagar”.

Revelando el verdadero impacto financiero

Al contrario de la creencia de que tener un seguro cibernético aumenta la probabilidad de pagos de rescate, la investigación de Veeam indica lo opuesto. Aunque sólo una minoría de organizaciones poseen una política de pago, el 81% optó por hacerlo. Curiosamente, el65% pagó con seguro, y otro 21% tenía seguro, pero prefirió pagar sin presentar la reclamación. Esto implica que, en 2023, el 86% de las empresas contaba con una cobertura de seguro que podría haberse utilizado para un evento cibernético.

Los rescates pagados promedian sólo el 32% del impacto financiero general para una empresa después del ataque. Además, el seguro cibernético no cubrirá la totalidad de los costos totales asociados con un ataque. Sólo el 62% del impacto total es de alguna manera recuperable a través de seguros u otros medios, y todo lo demás va en contra del presupuesto más bajo de la organización.

Confiar en un “buen respaldo” 

  • El componente más común de un manual de preparación cibernética es un “buen respaldo”. Si bien es posible que los equipos cibernéticos y de respaldo no siempre estén alineados organizacionalmente, cuando se les preguntó sobre la existencia de un equipo de respuesta ante incidentes (IRT, por sus siglas en inglés) y si ese equipo tenía un manual, sólo el 2% de las empresas carecía de un equipo previamente identificado. Además, sólo el 3% tenía equipos, pero sin una guía en forma.

Otros hallazgos clave del Informe de Tendencias de Ransomware Veeam 2024 incluyen:

  • Los datos on-premise y en la nube son Igual de fáciles de atacar: sorprendentemente, no hubo una variación significativa entre la cantidad de datos afectados dentro del centro de datos y los datos dentro de las oficinas/sucursales remotas o incluso en los datos alojados en una nube pública o privada, lo que significa que toda la infraestructura de TI está tanto fácilmente disponible para el atacante como fácilmente accesible para los usuarios.
  • La mayoría de las organizaciones corren el riesgo de reintroducir infecciones: de manera alarmante, casi dos terceras partes (63%) de las empresas corre el riesgo de reintroducir infecciones mientras se recuperan de ataques de ransomware o desastres de TI significativos. Presionadas para restaurar rápidamente las operaciones de TI e influenciadas por los ejecutivos, muchas organizaciones se saltan pasos vitales, como volver a escanear datos en cuarentena, lo que genera la probabilidad de que los equipos de TI restauren inadvertidamente datos infectados o malware.
  • Las organizaciones deben garantizar la recuperación de datos: como “lección aprendida”, los encuestados de ataques cibernéticos anteriores ahora reconocen la importancia de la inmutabilidad; el 75% de las empresas ahora usa discos on-premise que se pueden reforzar, y el 85% utilizan almacenamiento en la nube con capacidades de inmutabilidad. De hecho, la mitad de su almacenamiento de respaldo total es inmutable, lo que destaca buenas mejoras, pero aún queda trabajo por hacer.