Bajaron las tasas, es momento de comprar vivienda: Fedelonjas

774

“Ahora que las tasas de interés están bajando, es un buen momento para adquirir vivienda e invertir en finca raíz para rentar”, indica Mario Andrés Ramírez, presidente de Fedelonjas.

Invertir en finca raíz en Colombia es una opción altamente rentable y segura, especialmente a largo plazo. Según el IVP (Índice de valoración predial del DANE) en la última década, el valor de los inmuebles aumenta entre 4 y 6% por año. Sumado a la valorización, el arriendo de las propiedades puede generar una renta mensual que oscila entre el 0,4% y 0,6%.
“El sector inmobiliario en Colombia es un pilar fundamental dentro de la economía nacional que repuntó 1,9% mientras la mayoría de sectores decrecieron. En 2023 logró expandirse a un ritmo tres veces superior al crecimiento general del país (1,9% frente al 0,6% nacional) justamente porque tanto las familias como los inversionistas ven en la renta un opción para proteger sus capitales”, agrega el presidente de Fedelonjas, que agremia más de 10.500 agentes inmobiliarios.
Aquí algunas recomendaciones financieras y legales a la hora de invertir:
1.           Antes de firmar, investigue los precios de las propiedades en el sector, qué tan fácil es la reventa, si los vecinos tienen buena convivencia, el valor de la cuota de administración y las condiciones de seguridad. Si es su primer negocio, es recomendable buscar un asesor profesional que le ayude a elegir una propiedad con alto potencial y mínimo riesgo.
2.           Si necesita financiamiento, es importante informarse sobre las opciones y las tasas de los créditos hipotecarios o leasing disponibles su caso particular. Pida simulaciones con diferentes plazos de pago (15, 20 ó 30 años), pregunte por el valor de los seguros y cualquier otro costo asociado.
3. Cada persona o familia es diferente y tiene una capacidad de pago particular, pregunte qué beneficios adicionales puede tener por el portafolio bancario que manejan los jefes de hogar por su cuenta empresarial o de nómina o si en su fondo de empleados hay tasas o condiciones preferenciales.
3.           Impuestos y tasas: pregunte el valor aproximado de los impuestos, tanto el predial como cualquiera que se aplique a las inversiones inmobiliarias como los impuestos a las ganancias de capital.
4.           Pida un cálculo de los otros gastos que deben pagarse al momento de realizar la compra como los actos notariales y de registro de instrumentos públicos.
4.           Revise el certificado de tradición y libertad actualizado, este contiene toda la información que se necesita saber de la propiedad en los últimos años y quién es el titular actual o si existe algún embargo o hipoteca. Puede solicitarse en www.supernotariado.gov.co.
5.           Revise en detalle los contratos, los documentos legales y el reglamento de propiedad horizontal para comprender sus derechos y obligaciones con los futuros vecinos. Es recomendable buscar asesoría legal de un abogado experto en derecho inmobiliario o un experto en la lonja de propiedad raíz de su región, ellos se pueden asegurar de que todo esté en orden.
De hecho, el DANE indica que -en el segundo trimestre- el valor de los 3.358 créditos de vivienda desembolsados para VIS usada suma 124.351 millones a precios constantes; es decir, 30% más que en el trimestre anterior. En los últimos 12 meses a junio, los desembolsos para la compra de VIS usada repuntaron en 18,4%.
“El crecimiento del sector inmobiliario en 1,9% se basa en la compraventa y arriendo de viviendas usadas donde la forma de pago fue de contado y los inmuebles no residenciales. Se evidencia que hay alta liquidez en el mercado y que los inversionistas ven en la finca raíz la mejor forma de proteger sus capitales de la inflación mientras reciben renta”, concluye Mario Ramírez, Presidente de Fedelonjas.