China habilita plantas de Minerva Foods para exportación de carne bovina colombiana

232

Minerva Foods, empresa dedicada a la exportación de carne vacuna en América del Sur, fue notificada este martes por parte de la Administración General de Aduanas de China sobre la habilitación de sus plantas en Colombia para exportar carne a ese país.

Las plantas de la empresa, que están ubicadas en Ciénaga de Oro, Córdoba y Bucaramanga, Santander, fueron reconocidas por sus estándares de calidad, su infraestructura y tecnología.

Desde 2020 se han realizado importantes inversiones principalmente en la ampliación de las líneas de producción, sistemas de tratamiento de aguas, manejo de gases y bodegas de frío para almacenamiento, entre otros.

Esta importante noticia para Colombia beneficia, entre otros, a productores y a toda la cadena cárnica. La carne bovina que produce Minerva Foods es una carne magra, jugosa y tierna. Uno de sus principales atributos es que su sabor es suave, gracias a que es ganado alimentado en pastura.

Las características y valores de Minerva Foods están presentes en el mercado colombiano a través de las marcas PUL, Estancia 92 y Minerva Alimentos.

“Para Minerva Foods esta habilitación es un reconocimiento al trabajo bien hecho que hacemos en Colombia y un aliciente para continuar aportando al país, a los ganaderos y al sector en general. La apertura del mercado chino es el resultado del trabajo en equipo que hemos hecho con las autoridades y Fedegán”, aseguró Rodrigo Ayres de Moraes, COO de Minerva Foods en Colombia.

Además de las propiedades de la carne de Minerva, la empresa ha sido recertificada con la calificación AA en la norma BRCGS (Brand Reputation Compliance Global Standards), un protocolo de seguridad alimentaria diseñado para garantizar la inocuidad, calidad y legalidad de los productos elaborados en la compañía, y que es requisito para llegar a exigentes mercados en el mundo.

Otro aspecto en el que trabaja Minerva Foods es la sostenibilidad. Desde el 2021 la empresa realiza monitoreo georreferenciado de los predios de los ganaderos directos con los que trabaja, con el fin de evitar la compra de ganado proveniente de zonas de deforestación, así como de parques nacionales o reservas naturales. En 2023 alcanzó el 100% en este proceso de georreferenciación.