Trazan la Ruta del Arroz para que agentes del sector se unan y abaraten el producto

266
Foto: Juan Diego Cano - Presidencia

Acercar a los municipios vecinos del departamento de Córdoba a través de la ruta del arroz, para acercar las arroceras a las molineras y a los productores con la comercialización fue uno de los anuncios que hizo el presidente Gustavo Petro Urrego en el segundo día del Gobierno con el Pueblo Caribe, en Ayapel, Córdoba.

“Se hace la ruta del arroz, porque si pongo a Ayapel, San Marcos, Sucre, y otros (municipios), tengo un poderío de cultivo de arroz en el territorio. Si acerco esas arroceras a la molinera, que es la industrialización de la agricultura, estoy bajando los costos del arroz”, sostuvo el primer mandatario.

Esta ruta del arroz mejoraría “el beneficio del campesino y productor, garantizándole a la gente que se va a comer ese arroz en el territorio, o en Bogotá, un arroz de calidad barato”, indicó.

Esta sería una de las vías que solicitó el pueblo en Ayapel, durante la sesión de Gobierno en el Coliseo Santa Ana del municipio cordobés y sobre el cual el presidente Petro tomó atenta nota.

“Mire lo que dice la gente aquí, oiga, nosotros necesitamos es otras vías, no esas, no esas que en el Ministerio de Transporte ordenaron hacer aquí, porque esos funcionarios que ordenaron hacer esas vías, aquí en Córdoba, estaban al servicio de los que se iban a quedar como propietarios de la concesión, cobrando a través del peaje la plata todos los días, de los que pasan por esa carretera”, explicó el mandatario.

Coopera​tivas deben ser dueñas de la industria

​Estos beneficios que traería la ruta del arroz no solo beneficiarían al sector arrocero, sino a las demás industrias productivas del departamento, que crecerían más si hacen parte de la cadena de transformación de estos productos, indicó el presidente Petro.

“Si el campesinado se asocia en forma de cooperativas, si todos los productores y productoras por rama se asocian en cooperativas, esas cooperativas deberían ser dueñas de la industria. Aquí me hablaron del mango y del arroz. Se puede también de la pesca. La riqueza que sale de industrializar la producción agraria queda en manos del campesino, no en manos de un extraño”, expuso.

El presidente puso el ejemplo de una industrialización del mango, uno de los productos mencionados por la comunidad de Ayapel.

“Producir mango y hacer una industria del mango es posible. Hay que decirle al dueño de Postobón que meta de socios a las cooperativas de productores de mango no solo en la producción, sino en la transformación industrial del mango, porque la riqueza, la ganancia que se genera en una escala superior de la transformación del producto, queda en parte, de acuerdo con esa sociedad, en los bolsillos del campesino productor de mango”, argumentó.

Un aer​opuerto para desarrollar el turismo en Córdoba

​El presidente Petro destacó la belleza del departamento de Córdoba durante su intervención en Ayapel.

“Aquí estamos en un punto hermoso. Como ustedes bien lo han dicho, no es solo la agricultura, la pesca, es el turismo la posibilidad. Porque fuera del mar, con sus bellezas, este viene a ser el centro de atracción turística que podríamos tener en Córdoba”.

Un punto fundamental para desarrollar el turismo en esta región es invertir en vías de acceso, sobre todo el aeropuerto, señaló el presidente.

“Para que aquí se desarrolle el turismo con la belleza de la región, hay que hacer un aeropuerto, ministro de Transporte. Turismo no se desarrolla si no hay una pista aérea que permita el aterrizaje y una venta de servicios turísticos, que ya le corresponde a la región desarrollar”, indicó.

Plan de s​eguridad por potencial riesgo en Hidroituango

​Una de las preocupaciones principales que expuso el primer mandatario para la seguridad de los pobladores de Ayapel y los municipios de La Mojana es el riesgo de una avalancha del río Cauca, desde Hidroituango.

“En La Mojana el problema es el mismo: vayamos a donde vayamos nos lo van a decir: el mercurio de las aguas del río Cauca, uno; el peligro de Hidroituango. La población tiene que tener la manera de asegurarse de no de estar expuesto al riesgo, que haya plan de seguridad por cualquier tipo de avalancha que pueda provocarse el río Cauca gracias a su embalsamiento en Hidroituango”.

En este sentido, pidió a la Unidad de Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD), definir con Empresas Públicas de Medellín (EPM) “los planes de mitigación del riesgo por avalancha del río Cauca derivado de su embalsamiento en Hidroituango y las debilidades de la ingeniería que tiene”.

“Esos son planes que valen una plata, que hay que acostumbrar a la población que son los sistemas de alerta. Porque primero es la vida que el negocio”, señaló.