Corrupción: 15 años de cárcel a dos exdirectores de la CARS en Santander

278

Las pruebas presentadas por un fiscal adscrito a la Seccional de Santander, permitieron que un juez condenara a Flor María Rangel Guerrero a 8 años de prisión y a Héctor Murillo a 7 años y 9 meses de prisión, exdirectores de la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS).

Dichas condenas se dieron por irregularidades en la ejecución de un contrato suscrito en agosto de 2011, que tenía por objeto reforestar y aislar varios predios considerados estratégicos en términos ambientales.

Dicho contrato fue adjudicado con una unión temporal por un valor superior a 3.400 millones de pesos. Durante la ejecución se giró el 90 % del monto total, equivalente a $ 3.075 millones, sin que se hubiera cumplido con  el  50 % del objeto.

Además, dicha contratación no contaba con los estudios previos, ni se nombró una interventoría pese a que se trataba de una importante suma de dinero.

Además, Oscar Pereira, supervisor de contrato, también fue condenado a 7 años y 6 meses de prisión.

Estas tres personas fueron halladas responsables de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación.

Los condenados apelaron la condena proferida por un juzgado de conocimiento de San Gil (Santander).

Esta información se publica por razones de interés general.