Estados Unidos durante el año electoral: ¿Cómo se impacta su economía?

216
Montaje fotográfico de Donald Trump (I) y de Joe Biden (D), creado el 16 de febrero de 2022 (Sergio FLORES) AFP

El 5 de noviembre se cumplirán las elecciones presidenciales y legislativas en Estados Unidos. Según los sondeos, el actual presidente Joe Biden y el exmandatario Donald Trump volverán a enfrentarse por la presidencia como lo hicieron hace cuatro años, esta vez en un contexto completamente distinto y con nuevas resistencias.

Por un lado, el apoyo incondicional a Israel, la inflación, la inmigración y su estado de salud ponen en riesgo la reelección del líder demócrata. Por otro lado, el magnate republicano enfrenta varios procesos judiciales en su contra, bajo el riesgo de una inhabilidad.

Algunos analistas anticipan que la economíaa podría ser el catalizador para el éxito del presidente actual, pero otros advierten sobre la posibilidad de una recesión. En este escenario de incertidumbre, ¿cómo jugará la economía en la decisión de los votantes en las elecciones presidenciales de 2024?

La economía de Estados Unidos ha crecido un 3,1 % en 2023, según datos proporcionados por la Oficina de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés) del Departamento del Comercio de Estados Unidos. El informe, publicado recientemente, señala que “el crecimiento se debió en gran parte a un aumento en el número de estadounidenses que ganan y gastan más” y porque “la economía añadió 2,7 millones de puestos de trabajo” el año pasado.

Para Edgar Pulido director en Colombia de las oficinas de Latam en USA, la evaluación general de la economía en este momento los indicadores demuestran que la economía está en una situación sólida basada en los siguientes indicadores:

1. Tasa de Empleo. 3.8%

2. Tasa de Inflación 3.2% anual. 

Con la subida de las tasas de interés que hubo, se esperaba que la economía hubiera entrado en una recesión, sin embargo, no ha habido recesión y el aterrizaje ha sido completamente suave.

En el actual contexto electoral y para lo que queda de resto de año las perspectivas económicas siguen siendo positivas. Se espera que para finales de este 2023, las tasas de interés sigan bajando, lo cual puede ayudar a que se genere más actividad economíca y esta siga en ascenso. Y aunque hay factores externos que pueden afectar; como la guerra en Europa o la confrontación bélica en Medio Oriente, que podría perjudicar en el tema energético y reproducir un golpe de inflación de vuelta, en un escenario hipotético.

Por otro lado, en cuanto a los riesgos o incertidumbres que podrían impactar negativamente en la economía de Estados Unidos durante este año electoral, son situaciones puntuales como la problemática financiera para los bancos, que han prestado para el sector de oficinas y propiedades comerciales, ya que post pandemia las personas no han vuelto a trabajar del todo de forma presencial. Pero, aun así, actualmente, el resto del sector inmobiliario sigue fuerte con precios en alza y las ventas manteniéndose en los mismos niveles, o creciendo variando por zonas donde el Sureste sigue siendo líder de crecimiento inmobiliario. 

Otra situación de puntual de riesgo o incertidumbre es en el sector tecnológico, ya que Estados Unidos siempre ha sido líder en producción y creación de tecnología de última generación; en el último año se ha quedado atrás en la producción de microchips y hoy en día, la necesidad de producir o tener acceso a microchips es fundamental para la economía dado que existen una gran cantidad de productos que requiere de los microchips. El presidente Biden tomó nota de esta situación e hizo aprobar presupuestos para empezar a producir los microchips de vuelta en Estados Unidos. Y precisamente hace poco aprobaron un proyecto de Intel de 8.5 billones de dólares para restablecer la industria de microchips en Estados Unidos. 

Para estas más al día con las novedades que están pasando en este año electoral, se realizará conferencias de inversión, migración y negocios en Estados Unidos, para colombianos el jueves 30 de mayo en Bogotá en el Club El Nogal, en dos jornadas; una primera sesión a las 8:30 am y la segunda a las 6:30 pm. 

Por otro lado, ¿al preguntarle a Pulido de Latam en USA si cree que el resultado de las elecciones presidenciales podría tener un impacto significativo en la percepción de estabilidad y seguridad para las inversiones extranjeras en Estados Unidos? Dijo que las elecciones en Estados Unidos históricamente siempre han tenido un impacto marginal en la economía, dado que si ganan los Republicanos que siempre son pro mercado, podría tener un impacto levemente favorable para la economía. Sin embargo, la economía de Estados Unidos no depende al cien por ciento, de quién esté en la Casa Blanca, sino que más bien tiene que ver con posibilidades de crecimiento en nuevos sectores de la economía. En este caso el próximo sector de crecimiento potencial en la economía americana, podría venir por el lado de inteligencia artificial donde Estados Unidos ha sido líder en producción de esa tecnología. 

Otro sector que se puede ver influenciado por las elecciones es el sector energético, ya que Estados Unidos ha sido líder en la producción de todo tipo de energía y están apoyando el crecimiento del sector automotriz eléctrico. Los partidos políticos en este asunto se diferencian un poco y dependiendo quién sea el próximo presidente, será el empuje para estos nuevos sistemas de producción de energía. 

Ante la pregunta de si existen aspectos particulares de la economía estadounidense, que podrían ser especialmente atractivos o desafiantes para los inversionistas latinoamericanos en el contexto actual, responde que la existencia de una economía estable, con una moneda inalterable, porque la moneda que rige al mundo sigue siendo el dólar, ayuda a atraer capitales de todos los países, no sólo de Latinoamérica. Y, además, la seguridad jurídica que provee en Estados Unidos da tranquilidad a cualquier inversor para poder hacer sus operaciones.

Uno de los temas de desafío para inversionistas extranjeros, con un cambio de partido en la Casa Blanca, podría ser el tema inmigratorio; ya que podría realizarse cambios en el sistema de inmigración en Estados Unidos que podría afectar.  Sin embargo, el capital siempre es bienvenido y la posibilidad de obtener visas de inversionistas con capitales no se cambiará. 

En cuanto al sector de real estate las expectativas en el contexto electoral, seguirán siendo positivas, porque la perspectiva para este año, es la evidente baja de tasas de interés, lo cual le dará gran solidez al sector inmobiliario. Y, en segundo lugar, la demanda nacional e internacional en tema inmobiliario en Estados Unidos, sigue siendo de gran atracción para todo tipo de inversionistas. Finalmente, y teniendo en cuenta que hay un gran déficit habitacional, se necesitará de la construcción de viviendas nuevas, será una de las prioridades de la próxima administración. 

Así que, de acuerdo con analistas en el tema de inversiones en Estados Unidos, será cuestión de ver cómo evoluciona la economía en los próximos meses porque según ellos, “definitivamente sí que podría tener un impacto directo” en los resultados de los comicios.