Estas son las 13 tendencias de la moda que marcarán la pauta en la 2a mitad del año

313

Actualmente la moda en Colombia avanza a buen ritmo y está en constante evolución. Se caracteriza principalmente por su multiculturalidad y por ser vibrante y diversa. Su mayor influencia viene desde Europa, Estados Unidos y en menor medida de Oriente; sin embargo, el país al no contar con estaciones, ofrece una industria que tiene la oportunidad de expresar un toque único y muy personal.

Swen Ramírez, docente del programa de Diseño de Modas de Areandina, sede Bogotá, revela cuáles serán las principales tendencias y los estilos que marcarán la pauta en el segundo semestre del año. 

Uno, se impondrán los coleres vivos y alegres con alta presencia de amarillo, naranja, verde esmeralda, fucsia y azul Klein o “royal blue”, en camisas, pantalones, chaquetas y accesorios.

Dos, marcarán tendencia los estampados florales, tropicales y geométricos, mezclados entre sí para crear outfits únicos.

Tres, las transparencias continuarán de moda, sobre todo en blusas, vestidos, faldas y pantalones. 

Cuatro, la ropa a la medida en trajes, camisas y pantalones, sobre todo en hombres, seguirá en auge.

Cinco, las siluetas oversize seguirán con fuerza, especialmente en camisas, suéteres, blazers y chaquetas. 

Seis, la moda sostenible marcará la pauta, en donde los consumidores preferirán comprar marcas que utilicen materiales ecológicos y procesos de producción responsables con el planeta. 

Siete, los accesorios llamativos y de gran formato seguirán siendo tendencia, concretamente los pendientes, anillos, gorras, lentes y collares grandes y llamativos, así como los bolsos statement

Ocho, el equilibrio entre lo formal y lo informal con trajes clásicos en cortes modernos, combinados con prendas deportivas o casuales como tenis o camisetas, seguirá en tendencia. 

Nueve, la moda deportiva no se quedará atrás. Esta seguirá estando en auge con la presencia de joggers, sudaderas y tenis en conjuntos casuales e incluso en atuendos más formales.

Diez, la línea unisex continuará a la vanguardia. 

Once, las artesanías seguirán marcando la pauta, especialmente las que son hechas a mano por artesanos locales.

Doce, la moda inclusiva continuará imponiéndose con oferta de diseños para todos los cuerpos, tallas y estilos. 

Trece, las prendas de cuero, especialmente en hombres, presentes en chaquetas, pantalones, bolsos y accesorios en diferentes estilos y colores, seguirán en tendencia. 

“En moda femenina, especialmente, seguirán impactando los blazers oversize con cortes amplios y hombros marcados, los conjuntos de chaqueta y pantalón en tonos neutros o pastel con diseños minimalistas o con detalles sutiles para mayor versatilidad, los vestidos vaporosos con siluetas fluidas y femeninas con volantes, mangas abullonadas y escotes pronunciados para un look romántico y actual, con estampados florales o colores pastel para mayor delicadeza. Igualmente, las transparencias sutiles continuarán en tendencia, así como los conjuntos deportivos con materiales tecnológicos que se rediseñan para facilitar un uso más urbano y elegante, y las sudaderas, camisetas, camisas y pantalones anchos combinados con prendas más ajustadas”, afirma Ramírez.  

Otros detalles que continuarán de moda serán los cinturones statement, “en los que se impondrán diseños llamativos en colores vibrantes o con estampados originales; y las joyas XXL, especialmente en collares, pendientes y pulseras”, agrega. 

Con relación a los colores, el docente de Areandina destaca que marcarán la pauta, aparte de los anteriormente mencionados, los tonos suaves como el rosa claro y el azul celeste, sumado al blanco, negro, y beige, esenciales para crear looks atemporales y versátiles”, dice Ramírez.