Estudiantes de Ingeniería Marino Costera visitaron la Ciénaga Grande

275

La primera cohorte de ingenieros marino-costeros también compartió con alumnos de la media vocacional del Colegio Amigos del Mar en los asentamientos palafíticos; un diálogo de experiencias que sirvió para promover entre los bachilleres el curso de este Programa.

Con una visita a la Ciénaga Grande de Santa Marta, los estudiantes de Ingeniería Marino-Costera de la Universidad del Magdalena, programa que ingresó a la oferta académica desde este 2024, comenzaron sus labores de campo en su formación como futuros profesionales de mar.

La salida de campo, como parte de una estrategia para combinar el aprendizaje teórico-practico, se dio en el marco de la asignatura Introducción a la Ingeniería Marino-Costera, y permitió conocer de cerca la laguna costera más grande y productiva del Caribe colombiano, interactuando con las comunidades anfibias de los pueblos palafíticos de Buenavista y Nueva Venecia.

La segunda expedición tras conocer el Puerto de Santa Marta, permitió a los estudiantes explorar más allá de la cultura e historia; los conflictos y problemas costeros que necesitan esquemas especiales de desarrollo para el ordenamiento de la actividad pesquera y el desarrollo de programas de prevención y atención de desastres aplicables a esa ecorregión.

“Es una experiencia enriquecedora, conocemos diferentes formas de vida y el día a día de un lugar tan maravilloso como los pueblos palafitos. Invitamos a los Colegios Amigos del Mar para incentivarlos a llegar a la Universidad a través de nuestra experiencia como estudiantes”, expresó Diana Cuello Payares, estudiante del primer semestre del Programa Ingeniería Marino-Costera.

La primera cohorte de ingenieros marino-costeros también compartió con alumnos de la media vocacional del Colegio Amigos del Mar en los asentamientos palafíticos; un diálogo de experiencias que sirvió para promover entre los bachilleres el curso de este Programa.

“Es un lugar de alto valor ecosistémico, un reservorio de flora y fauna y aquí los estudiantes han tenido la oportunidad de conocer la actividad pesquera en los asentamientos palafíticos. Ha sido muy positivo porque los estudiantes interactuaron con colegios y queremos que comprueben la teoría con la práctica en los ecosistemas de manglar”, destacó la doctora Celene Milanés Batista, docente de planta del Programa de Ingeniería Marino-Costera.

Este programa creado bajo la administración de Pablo Vera Salazar, Rector de la Universidad, tiene un componente de género, toda vez que el 47% de las personas que conforman la primera cohorte son mujeres.

Además, es un pregrado único en Colombia y en América Latina abierto a diversas disciplinas, incluyendo biología marina, oceanografía, ingeniería ambiental, ingeniería civil, ingeniería pesquera, antropología, derecho y hotelería y turismo.