Final entre el Madrid y el Dortmund muestra un abismo generacional entre Ancelotti y Terzic

239
Carlo Ancelotti durante una conferencia de prensa en el estadio Santiago Bernabéu en el 'Media Day' del Real Madrid previo a la final de Liga de Campeones. En Madrid, el 27 de mayo de 2024 (Thomas COEX)

Su edad, su trayectoria como jugadores o su palmarés luego como entrenadores: un abismo parece separar a Carlo Ancelotti (Real Madrid) y Edin Terzic (Borussia Dortmund) antes de su duelo el sábado en la final de la Liga de Campeones.

¿El pulso de Wembley consagrará todavía más a una leyenda viva del fútbol actual o encumbrará a una nueva figura de los banquillos?

– Ancelotti, a por una séptima Champions –

A sus 64 años, el italiano Ancelotti no tiene nada que demostrar y el sábado aspira a apuntar un séptimo título de campeón continental a su larga hoja de servicios.

Se coronó dos veces como jugador, en 1989 y 1990 como integrante del plantel de Arrigo Sacchi en el mítico AC Milan de los holandeses (Marco Van Basten, Ruud Gullit, Frank Rijkaard).

Su carrera como futbolista se extendió de 1976 a 1992, íntegramente en Italia, en formaciones de prestigio (Parma y, sobre todo, Roma y Milan).

Como entrenador ha acumulado cuatro Ligas de Campeones, dos dirigiendo al Milan (2003, 2007) y otras dos al Real Madrid (2014, 2022).

A ellos añade otra larga lista de trofeos y el honor de haber ganado la liga en los cinco principales campeonatos europeos, gracias a su paso por los banquillos de Milan, Chelsea, París Saint-Germain, Bayern de Múnich y Real Madrid.

Pero a pesar de su experiencia, Ancelotti asegura que la ansiedad antes de las grandes citas sigue estando presente.

“Las previas antes de los grandes partidos siempre son parecidas. Hay felicidad por estar ahí y luego vienen los nervios o los miedos”, dijo en la cuenta atrás hacia Wembley.

– Edin Terzic, el aprendiz de Klopp –

La carrera de Terzic, a sus 41 años, está a años luz de la del maestro italiano.

Nació en Menden, a 45 kilómetros de Dortmund, en una familia de trabajadores emigrantes balcánicos, con un padre originario de Bosnia y una madre de Croacia.

Siempre fue hincha del Borussia Dortmund y con 14 años festejó como un integrante más del ‘Muro Amarillo’ el único título de campeón de Europa del club, en 1997. Acudió incluso con su hermano al aeropuerto para recibir a los jugadores.

Como jugador pasó por equipos ‘amateur’ y de divisiones inferiores, nada que ver con Ancelotti, y fue en el Dortmund donde empezó a crecer como técnico.

Primero de la mano de Hannes Wolf, que le tomó como adjunto en las equipos juveniles del Dortmund, donde coincidió con un entonces prometedor Antonio Rüdiger, que será rival el sábado en la final.

Terzic informaba además directamente a Jürgen Klopp, entonces entrenador del primer equipo, de las evoluciones de las jóvenes promesas.

De la mano del croata Slaven Bilic fue adjunto en el Besiktas turco y el West Ham inglés, sus únicas experiencias fuera de Alemania, y luego volvió a casa, al Dortmund.

Fue entrenador del primer equipo por primera vez de manera interina en 2021, conduciendo al título en la Copa de Alemania de ese año, su único trofeo.

Ya a mediados de 2022 fue designado como entrenador principal y en esa primera temporada completa estuvo a punto de conquistar la Bundesliga, pero en la última jornada el Dortmund falló cuando lo tenía todo a favor y terminó con un amargo subcampeonato.

Este curso Terzic estuvo a punto de ser despedido antes de Navidad, cuando el equipo pasó una mala racha [7 puntos de 24 posibles], pero resistió.

En la Bundesliga el Dortmund fue quinto y está clasificado para la próxima Liga de Campeones, pero haber llegado a la final de Londres da a su temporada una nueva dimensión y le puede hacer entrar en la historia.

“Tengo el máximo respeto por Ancelotti, pero estamos preparados para la final. Es normal ponerse nervioso antes de un partido así, pero confío plenamente en los míos”, advirtió Terzic el martes en el ‘Media Day’ previo a la final.

Yahoo Noticias Agencia AFP