Israel intensifica ofensiva en Rafah tras tomar estratégico corredor entre Gaza y Egipto

219
Decenas de palestinos buscan pertenencias entre los escombros de unos inmuebles arrasados en el campo de refugiados de Jabalia, adonde regresaron brevemente para comprobar qué fue de sus viviendas, el 30 de mayo de 2024 al norte de la Franja de Gaza (Omar al Qattaa)

Los habitantes de Rafah señalaron este jueves nuevos bombardeos y combates en esta ciudad del sur de la Franja de Gaza, al día siguiente de que Israel anunciara que tomó el control del estratégico corredor que separa al territorio palestino de Egipto.

Israel lanzó una ofensiva terrestre en Rafah a principios de mayo, pese a la oposición de la comunidad internacional, preocupada por la situación de cientos de miles de palestinos que llegaron como desplazados de guerra desde otros lugares de la Franja.

Un bombardeo israelí en un campo de desplazados de Rafah el fin de semana que dejó 45 muertos, según autoridades palestinas, y generó una ola de condenas internacionales.

El ejército israelí informó el miércoles que tomó el control del corredor Filadelfia, una franja de 14 kilómetros a lo largo de la frontera entre Gaza y Egipto.

El portavoz del ejército israelí, Daniel Hagari, afirmó que las tropas encontraron “cerca de 20 túneles” en esta área.

“El corredor Filadelfia era un balón de oxígeno para Hamás, que lo utilizaba habitualmente para trasladar armas hacia Gaza”, sostuvo Hagari.

Israel indicó además que mató a unos 300 combatientes de Hamás desde el inicio de su operación militar en Rafah.

Hamás indicó que estaba dispuesto a alcanzar una tregua en el marco de “un acuerdo global de canje” de rehenes por palestinos encarcelados en Israel, pero a condición de que Israel detenga los bombardeos.

Las negociaciones indirectas que reanudaron en mayo, con mediación de Egipto, Catar y Estados Unidos, se cerraron sin avances.

“Hoy [jueves] hemos comunicado a los mediadores nuestra posición clara: si el ocupante detiene su guerra y su agresión contra nuestro pueblo en Gaza, estamos dispuestos a llegar a un acuerdo completo de canje”, indicó la organización en un comunicado.

El documento acusa a Israel de usar las negociaciones como “pretexto para proseguir las agresiones y las masacres” de palestinos.

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, instó desde China a aumentar la asistencia humanitaria para Gaza, cercada por Israel casi desde el inicio del conflicto el 7 de octubre, y pidió a la comunidad internacional obrar contra “cualquier intento de obligar a los palestinos a huir de sus tierras”.

El presidente de China, Xi Jinping, abogó por la convocatoria de “una conferencia internacional de paz con una amplia base, autorizada y eficaz” para resolver el conflicto, en un encuentro con dirigentes árabes en Pekín.

– Voto sobre Palestina en el Parlamento esloveno –

El Parlamento de Eslovenia, país miembro de la UE y la OTAN, votará el próximo martes una moción de reconocimiento de Palestina como Estado. España, Irlanda y Noruega ya dieron ese paso esta semana, generando una indignada reacción de Israel.

El canciller israelí, Israel Katz, instó a los diputados eslovenos a rechazar la moción, alegando que su aprobación equivaldría a “recompensar” a Hamás.

La guerra estalló el 7 de octubre, cuando comandos islamistas mataron a 1.189 personas, en su mayoría civiles, en el sur de Israel, según un balance de AFP basado en datos oficiales israelíes.

Los milicianos también secuestraron a 252 personas. Israel afirma que 121 permanecen secuestradas en Gaza, de las cuales 37 habrían muerto.

Israel prometió “aniquilar” a Hamás y lanzó una ofensiva que dejó hasta el momento 36.224 muertos en Gaza, según el balance del Ministerio de Salud del territorio palestino, gobernado por desde 2007 por el movimiento islamista.

En el centro y el oeste de Rafah, varios testigos reportaron combates y un bombardeo en un depósito de material de ayuda humanitaria en el este de la ciudad, en el cual murieron 5 personas.

Otros residentes afirmaron que el ejército israelí demolió edificios en el este de Rafah tras el inicio de la invasión terrestre de la ciudad, el 7 de mayo.

Antes de esta operación, la ONU estimaba que había cerca de 1,4 millones de personas en la ciudad, en su mayoría desplazados desde otras regiones de la franja, y que cerca de un millón han huido desde entonces.

Tras el mortífero bombardeo israelí del fin de semana en un campo de desplazados, Argelia presentó ante el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución que “exige un alto el fuego inmediato respetado por todas las partes” y la liberación de todos los rehenes.

Israel alega que la operación estaba dirigida contra un complejo de Hamás y que dos altos dirigentes del movimiento murieron en el ataque.

– Presión por elecciones anticipadas en Israel –

El partido de un ministro centrista del gabinete de guerra israelí, Benny Gantz, presentó el jueves una moción para disolver el Parlamento y celebrar elecciones en octubre de 2025, dos años antes de lo previsto.

El partido derechista Likud, del primer ministro Benjamin Netanyahu, replicó que la disolución del gobierno sería “una recompensa para [el líder de Hamás en Gaza, Yahya] Sinwar, así como una capitulación frente a la presión internacional y un golpe fatal a los esfuerzos por liberar a nuestros rehenes”.

Estados Unidos, principal aliado de Israel, ha instado a Israel a abstenerse de lanzar una invasión a gran escalada en Rafah, pero la Casa Blanca afirmó que no considera que se hayan cruzado hasta ahora las “lineas rojas” marcadas por el presidente Joe Biden.

Yahoo Noticias Agencia AFP