Países mediadores urgen a Israel y Hamás a aceptar una tregua en Gaza

219
Humo provocado por un bombardeo israelí en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 31 de mayo de 2024 (Eyad Baba)

Catar, Estados Unidos y Egipto, mediadores en el conflicto en la Franja de Gaza, exhortaron este sábado a Israel y al movimiento islamista Hamás a aceptar el proyecto de tregua presentado en la víspera por el presidente estadounidense, tras casi ocho meses de guerra en el territorio palestino.

Los combates no dieron tregua en la asediada Franja de Gaza, sobre todo en Rafah, en el sur, después de que Joe Biden revelara el viernes que Israel había propuesto una nueva hoja de ruta para un cese el fuego, calificada de “positiva” por Hamás.

Poco después del anuncio, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, insistió en que la guerra desencadenada por el ataque de comandos islamistas contra Israel el 7 de octubre solo terminaría con la “eliminación” de Hamás, que gobierna Gaza desde 2007.

El dirigente israelí, que enfrenta crecientes presiones internas, recordó el sábado que las “condiciones de Israel para poner fin a la guerra” incluyen también “la liberación de todos los rehenes y la garantía de que Gaza ya no suponga una amenaza” para el país.

En un comunicado difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Catar, los mediadores cataríes, estadounidenses y egipcios pidieron “tanto a Hamás como a Israel que finalicen el acuerdo que incorpora los principios esbozados por el presidente Joe Biden”.

El líder de la oposición israelí, Yair Lapid, también instó a Netanyahu a atender el llamado de Biden y le ofreció su respaldo en caso de que sus socios de extrema derecha renunciasen al gobierno.

Tanto el ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, como el de Finanzas, Bezalel Smotrich, amenazaron el sábado con dimitir si Netanyahu aceptaba el plan presentado por Biden.

Sin los partidos de estos dos ministros, la coalición de Netanyahu perdería su mayoría en el Parlamento.

– Plan de tres fases –

Netanyahu también enfrenta una creciente oposición de los israelíes, que volvieron a manifestarse el sábado cerca del cuartel general militar en el centro de Tel Aviv.

“Biden es nuestra única esperanza”, declaró a AFP Abigail Zur, una manifestante de 34 años, en referencia al plan expuesto por el mandatario estadounidense.

El plan de tres fases propuesto por Israel, según Biden, empezaría con una tregua que incluiría la retirada de las tropas israelíes de las zonas pobladas de Gaza por seis semanas y la liberación de algunos rehenes en manos de Hamás a cambio de presos palestinos.

El cese el fuego temporal podrá volverse “permanente” si Hamás “respeta sus compromisos”, detalló. La siguiente fase incluiría la liberación del resto de rehenes.

“Es hora de que esta guerra termine, de que comience el día después”, subrayó.

El conflicto se desató el 7 de octubre, cuando comandos de Hamás mataron a 1.189 personas, en su mayoría civiles, en el sur de Israel, según un balance de la AFP basado en datos oficiales israelíes.

Los milicianos también secuestraron a 252 personas. Israel afirma que 121 permanecen secuestradas en Gaza, de las cuales 37 habrían muerto.

En respuesta, Israel prometió “aniquilar” a Hamás y lanzó una ofensiva aérea y terrestre que dejó hasta el momento 36.379 muertos en Gaza, según el Ministerio de Salud del territorio palestino.

La propuesta de paz suscitó reacciones internacionales positivas y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió a ambos bandos aprovechar “la oportunidad” para lograr una “paz duradera en Oriente Medio”.

Pero en sendos mensajes en la red social X, los ministros israelíes de extrema derecha amenazaron con dimitir si se llevase a cabo el plan.

Ben Gvir dijo que su partido “disolvería el gobierno”, en tanto que Smotrich afirmó que se negaría a “formar parte de un gobierno que acepte el esquema propuesto”.

“Exigimos que la guerra continúe hasta que Hamás sea destruido y regresen todos los rehenes”, escribió, añadiendo que se oponía al regreso de los desplazados palestinos al norte de Gaza y a la “liberación masiva de terroristas” durante un canje de prisioneros.

– Tanques y bombardeos en Rafah –

En las últimas semanas las fuerzas israelíes penetraron en el centro de Rafah, una ciudad del sur de Gaza donde el ejército lanzó una ofensiva a inicios de mayo para, según ella, destruir los últimos batallones de Hamás, considerada organización “terrorista” por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea.

El sábado, habitantes reportaron disparos de tanques en el vecindario de Tal Al Sultan, en el oeste de la ciudad, mientras que testigos en el este y el centro de la localidad describieron intensos bombardeos de artillería.

Antes de que comenzase la operación israelí en la ciudad, la ONU estimó que 1,4 millones de personas se refugiaban allí. Un millón ha huido desde entonces, según la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

El ejército israelí bombardeó también el campo de desplazados de Nuseirat, en el centro, y el barrio de Zeitun en Ciudad de Gaza, en el norte, según testigos.

Representantes de Egipto, Israel y Estados Unidos se reunirán el domingo en El Cairo para hablar del paso de Rafah, en la frontera con Egipto y cerrado desde hace casi un mes, anunció el medio egipcio Al Qahera News.

El cruce es un punto de entrada clave para la ayuda humanitaria a Gaza. La ONU advierte frecuentemente del riesgo de hambruna en el territorio.

Yahoo Noticias Agencia AFP