Reflexión sobre el papel de la ciberseguridad en la protección del planeta

327

Maya Yarowsky, directora de ESG de Check Point Software Technologies, a propósito del “Día Internacional de la Tierra”, hace una reflexión y análisis, sobre la importancia de la ciberseguridad en la protección de la tierra:

Las soluciones de seguridad cibernética son la salvaguarda silenciosa de nuestra sociedad y garantizan el buen funcionamiento de las economías, las empresas y la infraestructura crítica que mantienen al mundo en funcionamiento. Si bien a menudo asociamos estas soluciones con la protección contra violaciones de datos y ataques cibernéticos, un aspecto que permanece relativamente fuera del radar es hasta qué punto también aseguran el futuro sostenible de nuestro planeta en su conjunto. Desde monitorear los cambios ambientales y predecir desastres naturales hasta proteger los sistemas satelitales que rastrean asteroides, la seguridad cibernética desempeña un papel fundamental para mantenernos a salvo de posibles catástrofes. Es este aspecto invisible pero crucial de la seguridad cibernética el que, arrojando luz sobre su importancia más allá de la mera salvaguarda de los activos digitales.

La ciberseguridad como guardiana de nuestro planeta

La ciberseguridad ha recorrido un largo camino desde sus inicios, cuando se trataba de una simple protección antivirus. Hoy en día, abarca una amplia gama de tecnologías y estrategias diseñadas para proteger redes, dispositivos y datos del acceso no autorizado y las amenazas cibernéticas. A medida que nuestra dependencia de la tecnología digital ha aumentado, también lo ha hecho la importancia de la ciberseguridad para salvaguardar la infraestructura crítica, incluidas aquellas vitales para nuestro bienestar social, ambiental y planetario en general.

Una de las áreas más importantes donde la ciberseguridad se cruza con la protección del medio ambiente es la monitorización y gestión de sistemas satelitales. Los satélites desempeñan un papel crucial en el seguimiento de los cambios ambientales, la predicción de desastres naturales e incluso la detección de asteroides que podrían representar una amenaza para nuestro planeta. Sin embargo, estos satélites son vulnerables a ataques cibernéticos que podrían alterar su funcionalidad o ser víctimas de manipulación de datos.

Un caso de estudio notable es el incidente de 2019 que involucró al satélite Aeolus de la Agencia Espacial Europea, que desempeña un papel crucial en la recopilación de datos para la investigación climática y la predicción meteorológica. Los atacantes cibernéticos intentaron hacerse con el control de los sistemas de comunicación del satélite, con el objetivo de interrumpir su transmisión de datos y potencialmente comprometer la precisión de cifras ambientales cruciales. Afortunadamente, el ataque fue detectado y mitigado a tiempo, evitando cualquier daño a las operaciones del satélite y garantizando la confiabilidad continua de sus funciones vitales de monitoreo ambiental.

Esta exitosa detección y mitigación del ataque al satélite Aeolus subraya la importancia crítica de las medidas de seguridad cibernética para proteger nuestro planeta, destacando la necesidad de defensas vigilantes y sólidas para salvaguardar los datos que informan nuestra comprensión del cambio climático de la Tierra.

Cómo influye la seguridad cibernética en la protección del medio ambiente

La responsabilidad no se detiene ahí cuando se trata del papel fundamental que desempeña la seguridad cibernética para proteger nuestro planeta. Por ejemplo, la infraestructura de ciberseguridad podría ser esencial para proteger los sistemas satelitales utilizados para rastrear y predecir las trayectorias de los asteroides que se dirigen hacia la Tierra.

Otro ejemplo, es la protección de los sistemas SCADA (Supervisión, Control y Adquisición de Datos), que son cruciales para monitorear y controlar los procesos industriales, incluidos los del sector energético. Un ciberataque a estos sistemas podría provocar desastres medioambientales, como derrames de petróleo o accidentes nucleares en el peor de los casos, o, como en el caso del hackeo de gran alcance de Viasat, provocando fallos críticos en el funcionamiento de la infraestructura de energía renovable.

De hecho, estamos orgullosos del hecho de que las soluciones de seguridad cibernética de Check Point sean fundamentales para proteger sistemas SCADA tan avanzados y esenciales de tales amenazas, salvaguardando así nuestro medio ambiente de posibles daños y garantizando al mismo tiempo la generación constante de fuentes de energía renovables respetuosas con el clima.

La ciberseguridad como solución inteligente

La aparición de ciudades inteligentes, edificios inteligentes, transporte inteligente e incluso salud inteligente supone un salto hacia entornos más eficientes, sostenibles e interconectados. Estos avances integran diversos servicios, desde la gestión del tráfico y las emergencias en entornos urbanos hasta la coordinación de envíos globales y la atención sanitaria remota, a través de plataformas digitales. Dependen en gran medida del intercambio de datos en tiempo real y de redes interconectadas para mejorar los niveles de vida, agilizar el transporte, mejorar la conservación de energía y ofrecer atención médica avanzada de forma remota. Sin embargo, la columna vertebral de estos sistemas son sus medidas de ciberseguridad, que garanticen la confiabilidad y seguridad de estos servicios críticos.

Los incidentes cibernéticos recientes, como el ataque de ransomware Colonial Pipeline y el hackeo de SolarWinds, subrayan las vulnerabilidades que conlleva una mayor conectividad. Estos eventos demuestran el caos potencial y las graves repercusiones que los ataques cibernéticos pueden tener en la seguridad nacional, la estabilidad económica y la seguridad pública. La ciberseguridad no es simplemente una necesidad técnica, sino un requisito de infraestructura crítica que protege los servicios esenciales y la información confidencial en sectores como la atención médica, la energía, las finanzas y el gobierno.

Un futuro seguro y sostenible es esencial

Al celebrar el Día de la Tierra, también reconocemos el papel integral que desempeña la ciberseguridad para garantizar un futuro largo y sostenible. El desarrollo de soluciones de ciberseguridad, como lo demuestran las tecnologías de Check Point, ha sido crucial para salvaguardar la infraestructura crítica que previene catástrofes ambientales potencialmente a gran escala, al tiempo que garantiza la sostenibilidad de nuestros mundos físico y digital.

La responsabilidad de Check Point va más allá de su compromiso de proteger nuestro medio ambiente y nuestra sociedad. “Como gerente de ESG de la empresa, estoy orgullosa de los compromisos que hemos asumido para llevar a cabo nuestra gestión de manera responsable y sostenible. Check Point se ha fijado el notable objetivo de lograr la neutralidad de carbono para 2040 y monitoreamos nuestras emisiones de carbono, al tiempo que nos comprometemos a mejorar el desempeño ambiental de nuestra futura generación de productos. También reconoce la necesidad de contar con productos más respetuosos con el medio ambiente para mejorar el planeta. Por ejemplo, en nuestra última oferta de firewall de Check Point Quantum Force, la solución ofrecía el diseño con mayor eficiencia energética del mercado, lo que significa que consume menos energía por gigabyte por segundo de rendimiento que cualquier otro visto en el mercado, en un esfuerzo por servir a nuestros clientes. la sociedad y el medio ambiente de forma responsable”.

Finalmente, es importante recordar que nuestro planeta es el único hogar que tenemos. En Check Point Software, continuaremos trabajando diligentemente para dar forma a un futuro en el que la tecnología y la sostenibilidad vayan de la mano, con la esperanza de poder desempeñar nuestro papel en la configuración de un mundo seguro y sostenible para las futuras generaciones.